COMISIÓN TÉCNICA CANTOR ESPAÑOL

Guía Riñas

 

 

 

RIÑAS

 

Como criador de canarios de canto, y amante de lo que rodea al sonido, he observado algunas peculiaridades sobre lo que en el “argot canaril” conocemos como riñas.

  Los criadores de Canto Español Discontinuo intentamos seleccionar pájaros sin riñas, ya que su canto se vuelve más musical.  Pero ¿Qué tipo de giro son las riñas?

  Bajo mi punto de vista muchas riñas son ritmos continuos, no todas. Es decir, hay riñas que son claramente ritmos continuos, pero no puedo decir que todas las riñas sean ritmos continuos.

  Para apoyarme en la explicación de mi punto de vista sobre las riñas, me he valido de un editor de audio muy conocido, el Adobe Audition.

  Pero antes de nada quiero dejar claro que, no podemos dictaminar solamente si un ritmo es continuo por lo que veamos con el Adobe Audition, o cualquier otro software de edición de audio que nos muestre el espectro de frecuencia en el tiempo. El Audition nos puede ayudar a estudiar una grabación, pero jamás debemos juzgar a un pájaro por lo que veamos en el Audition.

  Lo que quiero decir es que, hay giros que suenan de una forma clara a ritmo continuo y sin embargo el Audition no lo registra de manera tan clara. Y viceversa, hay ritmos continuos que no se perciben tan claros y sin embargo el Audition lo registra claramente.

  Esto se debe a múltiples factores dependientes de las peculiaridades del sonido y su forma de propagarse, y por supuesto la forma en que ese sonido es captado por el micrófono del equipo de grabación.

  Ya refiriéndome al Canto Discontinuo, soy partidario de erradicar las riñas, porque si las permitimos estaríamos jugando al límite de la discontinuidad y en cualquier momento aparecerán ritmos continuos. Sin meterme en si estos giros son musicales o no.

  ¿Por qué hago esta afirmación?

  Denominamos ritmos continuos a los giros cuyo sonido golpea 10 o más veces por segundo. Lo que en el Canario Timbrado se conoce por timbres y rodadas, o en Roller los rulos, entre otros. Estos ritmos continuos que suelen tener  una cadencia de golpeo de 10 a 30 veces por segundo.

  Las riñas, generalmente, tienen una cadencia de golpeo  superior, que dependiendo del tipo de riña, oscila entre 30 y 100 golpes por segundo.  A medida que nos acercamos a la cadencia de 100 golpes por segundo, la dificultad que tiene el oído humano para distinguir si lo que escuchamos son varios golpes o es un solo golpe, aumenta. Es decir, llega un momento que nuestro oído, debido al efecto de persistencia, no distingue entre un golpe y el siguiente. En esta dificultad para poder apreciar los golpes del sonido,  influye de forma importante las condiciones de audición en las que nos encontremos,  la velocidad de repetición del sonido, la nitidez con la que se produce el sonido y  si el sonido es seco o arrastra una estela, a modo de reverberación.

  Este fragmento es un audio de un pájaro mío del 2011. En dicho audio suenan una riñas terribles, evidentemente el ejemplar es de una calidad pésima.

  Al oído se distinguen los golpes sonoros de las riñas, como ritmos continuos.

 

AUDIO rinas_1

  Si nos vamos al Audition, los golpes sonoros que marco en recuadro azul no se distinguen claramente, por lo que nos puede llevar a duda si realmente nuestro oído está apreciando lo mismo que el micrófono de la grabación.

 

Audio riñas 1

  Pero si en el audio seleccionamos solamente la parte donde está el recuadro azul (donde suenan solamente las riñas). Es decir, ampliamos la zona, separando el resto de los sonidos, como muestra este audio...

 

AUDIO rinas_2

…Vemos ahora claramente los golpes de sonido, en la elipse azul de forma genérica. En el círculo azul los golpes de sonido de la frecuencia principal y en el círculo verde los golpes de sonido múltiplos en frecuencia principal, llamados armónicos.

 

Audio riñas 2

  Solo he redondeado algunas pero se distinguen perfectamente los golpes de sonido de las distintas riñas, tanto por nuestro oído como por el micrófono de la grabación.

  Sé que este audio contiene unas riñas muy exageradas, pero suenan tal cual las da el pájaro y creo que es un buen ejemplo para empezar.

  Si no se aprecia bien en las imágenes y disponéis del Audition podéis ampliar vosotros mismos para una mejor visión. Vemos como los golpes de sonido dentro de la elipse azul se producen con una cadencia de 75 golpes por segundo aproximadamente.

  Con el siguiente ejemplo quiero mostrar el por qué no debemos juzgar a un pájaro por lo que vemos gráficamente en el Audition. 



AUDIO rinas_3

  Es un sonido que el micrófono capta de fondo y no formaba parte del sonido que pretendía grabar, pero es válido para este ejemplo. Del segundo 0 al 1 suena un ritmo continuo, igual que del segundo 6 al 7. Entre estos tiempos suenan otros defectos, pero vamos a centrarnos en lo que estamos hablando, ritmos continuos. 

  Esta es la imagen del espectro de frecuencia en el tiempo, correspondiente a este audio.

 

Audio riñas 3

  He puesto en un recuadro azul los ritmos continuos. Aunque nuestro oído los escucha claramente como ritmo continuo, en la imagen no se aprecia claramente los golpes de sonido diferenciando los tiempos de ejecución de dicho sonido.

  En este otro audio podemos escuchar un giro al límite de la discontinuidad, es decir, que nuestro oído (al menos el mío) no es capaz de distinguir el número de golpes de sonido (sílabas) exactos en un segundo, para asegurar que es un ritmo continuo o uno semicontinuo. Así que nos tenemos que guiar por nuestras sensaciones auditivas. 

  Recordamos:

  Giros de ritmo continuo: Aquellos cuya cadencia de emisión es de 10-15 (dependiendo de la mayor o menor sonoridad del sonido) o más sílabas por segundo.

  Giros de ritmo semicontinuo: En éstos nuestro oído ya puede distinguir cada una de las sílabas que conforman el giro, ya que la cadencia de emisión es de entre 5 y 9 sílabas por segundo.

 

AUDIO rinas_4

  En la imagen del espectro de frecuencia en el tiempo vemos como se aprecian, al igual que nuestro oído, los golpes sonoros. Es decir, el Audition y nuestro oído coinciden en sus apreciaciones.

 

Audio riñas 4

  Y podréis pensar, con el Audition, el juez, podría descalificar o no un pájaro, contando los golpes de sonido o sílabas que emite el pájaro por segundo. Desde mi punto de vista, esta práctica sería muy injusta, el sonido debe escucharlo claramente continuo el juez, y no el micrófono (porque, muchas veces, el micrófono no capta el sonido como lo hace  nuestro oído, como ya he dicho, por las peculiaridades del sonido al propagarse).

  Haciendo un símil futbolístico, sería igual que un juez de línea pitase un fuera de juego porque el delantero tiene media uña del dedo índice adelantada sobre el defensa.

  Si llevase este pájaro a un concurso Canto Discontinuo correría el riesgo de que el juez apreciase ritmo continuo y lo descalificase.

  Los tres ejemplos que he puesto los considero ritmos continuos, lo refleje el Audition o no. Puedo entender que alguien tenga la duda del tercero, pero yo lo considero continuo y no semicontinuo.

  La propagación del sonido es un poco compleja, intervienen muchas variables y no son todas fáciles de controlar. Incluso dos personas juntas escuchando un mismo sonido no lo perciben de igual manera, y tampoco reciben exactamente el mismo sonido, porque las distancias que recorren las ondas sonoras no son las mismas hacia los oídos de cada persona.

  Nuestro oído, me refiero al de los humanos, es muy fiable. No ocurre lo mismo con nuestra vista. Nuestra vista es pésima y nos pueden engañar sin grandes esfuerzos (véase el principio de funcionamiento de un televisor). Pero nuestro oído es muy fiable, junto con nuestro cerebro, es capaz de aislar sonidos y centrarse solo en el que nos interesa. Un micrófono no es capaz de aislar sonidos y capta todo lo que es capaz de percibir, sin posibilidad de elegir en que sonido quiere centrarse. Aunque pueda parecer raro, esto es una ventaja.

  Insisto, el Audition es una herramienta muy buena, pero no me da fiabilidad en el 100% de los casos para el tema que estamos tratando.

  Para mí, la clave para identificar si una riña es un ritmo continuo o un solo sonido, está en poder apreciar los golpes sonoros o sílabas que produce. Si se aprecian los golpes de sonido pasa a ser un ritmo continuo, si no se aprecian los golpes de sonido y lo escuchamos como un solo sonido no debe ser denominado ritmo continuo. Cuanto más nítida y prolongada sea la riña, más posibilidades tenemos de identificarla como ritmo continuo.
Otros ejemplos de riña como ritmo continuo .

 

Audio:  riñas continuas_A

Audio riñas continuas A

  Este sonido yo lo considero ritmo continuo, en la imagen se puede apreciar los golpes de sonido. 


Audio:  riñas continuas_B

Audio riñas continuas B

 

Audio:  riñas continuas_D

Audio riñas continuas D

 

Audio:  riñas continuas_E    

Audio riñas continuas E

 

Audio:  riñas continuas_F

Audio riñas continuas F

  ¿Qué riñas no considero ritmo continuo?

  Todas aquellas que por su forma de ejecución no se aprecien claramente los golpes de sonido, ya sea porque la dicción o la nitidez con la que la escuchamos no es buena, ya sea porque la frecuencia de golpeo del sonido es muy alta y nuestro oído no es capaz de distinguir los golpes, o ya sea porque el sonido de riña es demasiado leve en amplitud o corto en el tiempo para apreciarlo correctamente. Generalmente, cuando ocurre esto, estamos apreciando la riña como un solo sonido, que la mayor parte de las veces se convierte en una rascada de mayor o menor intensidad.

 

Audio:  riñas no continuas_A    

Audio riñas no continuas A

 

Audio:  riñas no continuas_B    

Audio riñas no continuas B

 

Audio:  riñas no continuas_C

Audio riñas no continuas C

 

Audio:  riñas no continuas_D

Audio riñas no continuas D

  Estos sonidos no los considero ritmo continuo porque los escucho como un solo golpe de sonido, en la imagen de espectro de frecuencia, los muestra como un solo sonido.

  Cuando un sonido golpea muchas veces por segundo, nuestro oído no puede distinguir si es un solo golpe de sonido o varios golpes de sonido. También, cuando la riña no es nítida, es difícil apreciar los golpes de forma clara. Por eso sigo pensando que hay riñas que las aprecio claramente como ritmos continuos pero otras no, lo cual no significa que una riña que no sea nítida o sus golpes sean demasiado rápidos para que nuestro oído los aprecie, no pueda convertirse en una rascada.

  Voy a intentar explicarlo con otros ejemplos:

  Para ello me he valido de una señal con forma cuadrada. Las señales cuadradas tienen dos estados, uno alto y otro bajo, también tienen la peculiaridad de que, al escucharlas son sonidos secos, es decir, aparecen y desaparecen rápidamente. Otra peculiaridad de las señales cuadradas es la gran cantidad de armónicos que generan.  El estado alto de la señal es el golpe de sonido, el estado bajo de la señal es silencio.

  Imagen señal cuadrada de 1 golpe por segundo.

 

Ritmo discontinuo: 

AUDIO 1golpe-1s

Audio 1golpe-1s

 

Ritmo continuo

AUDIO 15golpe-1s

Audio 15golpe-1s

  El ritmo de emisión es rápido y en la imagen del Audition se aprecian perfectamente los golpes de sonido, 15 golpes por segundo. 



Ritmo continuo (riña nítida y marcada) 

AUDIO 40golpe-1s

Audio 40golpe-1s

  El ritmo de emisión es muy rápido y en la imagen del Audition se aprecian los golpes de sonido, 40 golpes por segundo.



Sonido único (son tan rápidos los golpes que ya los escuchamos como un solo sonido) 

AUDIO 100golpe-1s

Audio 100golpe-1s

  Como límite genérico, para distinguir lo que son varios sonidos de lo que es un solo sonido, podemos fijarlo en 100 golpes por segundo. Todo va a depender del  oído particular de cada uno, de cómo se encuentre en cada momento, del sonido en si (si es un sonido seco o arrastra persistencia), y de las condiciones de audición. A partir de 100 golpes por minuto el ritmo de emisión ya empieza a ser  demasiado rápido para que nuestro oído sea capaz de distinguir los golpes de sonido y en la imagen del Audition no se aprecian perfectamente los golpes de sonido. 

  Pero podréis pensar que, aunque nuestro oído no aprecie los golpes de sonido, están ahí. Es cierto, están ahí, pero también están los de un silbido. Un silbido es una onda senoidal (golpes de sonido) repetida muchísimas veces por segundo, y sin embargo lo consideramos un sonido único. 

  Silbido: 

AUDIO silbido

  Imagen ampliada de un silbido donde se ven las ondas senoidales  (forma de onda)

 

Audio silbido

 

  Imagen de espectro de frecuencia 

 

Audio silbido

  Después de todo esto digo, como coincidimos en que las riñas no nos gustan y, en general, son sonidos desagradables, seleccionemos pájaros sin riñas. Las riñas de ritmo continuo claro, podrán descalificar al pájaro, pero el resto de riñas solo penalizar, ya sea en la valoración de los giros o negativamente si incurre en rascada.

  Como ejemplo de estos sonidos continuos similares a las riñas nos podemos fijar en el croar de una rana o en el de una carraca.

  La rana hace dos sonidos al croar, uno cuando expira (sonido largo) y otro cuando inspira (sonido corto). Estos sonidos son muy parecidos a muchas de las riñas de nuestro canario con la diferencia, que el tono de emisión de la rana es más bajo que el de nuestros canarios.

  Este sonido que muestro como ejemplo ronda los 50 golpes por segundo, si tomamos como referencia el sonido más nítido y largo, que es cuando la rana expira el aire para croar.

 

AUDIO ranita

Audio ranita

  Al final de este audio, he dejado 6 sonidos del croar de la rana cuando expira el aire donde se aprecia mejor los golpes de sonido. Vemos como, si nos ayudamos del Audition, el croar de la rana está en torno a los 55 golpes por segundo.

  El sonido de una carraca es otro de los sonidos que, por su número de golpes por segundo, es similar a las riñas. El número de golpes por segundo en una carraca va a depender de la velocidad de giro que le imprimamos. El siguiente audio de carraca ronda los 33 golpes por segundo.

 

AUDIO carraca

Audio carraca

 

APLICACIÓN DEL CÓDIGO DE CANTO SOBRE LAS RIÑAS

  La Comisión Técnica de Canto Español Discontinuo de COE, en su reunión celebrada en Septiembre de 2013, ha llegado a las siguientes conclusiones:

1) Las riñas son susceptibles de ser penalizadas como rascada en sus distintos grados de gravedad.

2) Algunas riñas demuestran tener una clara naturaleza de ritmo continuo. Por ese motivo se les deben aplicar las normas complementarias al código de canto tercera y cuarta:

 

3º Breves sonidos de aparente ritmo continuo incorporados en giros discontinuos:

- Adornos compuestos en los que se produce el efecto acústico de percibirse de fondo un breve sonido de ritmo continuo. Como norma general no penalizaremos.

- Incorporados como sílaba en adornos lentos polisilábicos. Como norma general no penalizaremos.

4º Sonidos de duración no breve y de aparente ritmo continuo incorporados en giros discontinuos o semicontinuos:

- Si el sonido de ritmo continuo es muy evidente: descalificación.

- En caso de duda procederemos como en el caso de los giros semicontinuos en el límite de la continuidad.

 

  Todo ello sin perjuicio de que debamos aplicar la penalización por rascada.

  Para no penalizar dos veces por el mismo giro, en los casos de duda, si además procede la penalización por rascada, únicamente se penalizará el defecto más grave. Ejemplos:

a) Giro de riña con rascada leve y ritmo dudoso grave: Penalizaremos en precipitación con -1 y reflejaremos la observación “cuidado con giro de riña”.

b) Giro de riña con rascada grave y ritmo dudoso leve: Penalizaremos en rascada con -1 y reflejaremos la observación “cuidado con giro en el límite de la continuidad”.

c) Giro de riña con rascada grave y ritmo dudoso grave: Penalizaremos en rascada con -1 y reflejaremos la  observación “cuidado con giro en el límite de la continuidad”.